Como ganar flexibilidad rapido.

Cómo ganar flexibilidad rápido en piernas y espalda

 

Si eres una persona poco flexible, incapaz siquiera de tocarte los pies con los dedos, este post te ayudará a solucionarlo. Te enseñaremos cómo ganar flexibilidad en piernas y espalda a través de una serie de ejercicios.

 

Los primero que debes tener en cuenta antes de hacer estos ejercicios es que los músculos deben estar activos, así que un calentamiento previo sería fantástico. Si te es posible hacer una rutina de cardio antes, mejor. Luego de esto, si podemos comenzar con nuestros ejercicios de flexibilidad.

 

Cómo ganar flexibilidad en la espalda: algunos ejercicios

 

-Siéntate en el piso con las piernas flexionadas y la espalda recta.

-Coloca tu mano derecha sobre tu rodilla izquierda, mientras tu mano izquierda se cruza por la parte trasera de tu espalda.

-Mantén la cabeza mirando hacia atrás.

-Haz el mismo procedimiento, pero ahora con las manos y los lados contrarios.

-Luego estira los brazos hacia arriba, haz que tus manos se toquen y échate hacia adelante.

-Después apóyate en tus manos y rodillas y al inhalar y exhalar contrae y extiende tu pecho respectivamente. Repite varias veces este ejercicio.

-Por último, siéntate sobre tus tobillos, que tu rostro se estreche contra tus rodillas y extiende tus brazos hacia adelante lo más lejos que puedas. Quédate en esa posición por unos 30 segundos.

 

Cómo ganar flexibilidad en piernas: algunos ejercicios

-De pie, con ambos pies en posición fija perpendicular, extiende tus brazos hacia arriba por encima de tu cabeza y haz que ambas palmas se toquen. Luego baja ambos brazos en forma de óvalo e intenta tocar tus pies con las manos. Si no pudieras llegar en un principio, coloca algunos libros frente a tus pies y a medida que vayas ganando flexibilidad, ve retirándolos uno a uno, hasta que finalmente llegues a tus pies. Repite el ejercicio varias veces.

-Luego abre tus piernas y toca el suelo con la palma de tus manos. Permanece en esa posición unos segundos y después ve de lado a lado, tocando tu pie izquierdo con ambas manos y viceversa. Si no puedes tocar el piso con la palma de las manos puede nuevamente apoyarte en unos libros y a medida que avances puedes ir retirándolos uno a uno.

Si haces estos ejercicios 5 o 6 veces por semana te aseguramos que en un mes habrás notado una diferencia significativa.

Leave a Reply